Carlos Jimenez

El flautista de jazz latino de Yonkers, Carlos Jiménez, apuesta ahora por el mambo y rinde así un sabroso homenaje a todos sus maestros.

Crédito: Martinete

Podría decirse que Red Tailed Hawk es el homenaje de Carlos Jiménez a sus maestros. Hasta ahí todo normal, aunque este planteamiento es uno de los lugares más comunes de la historia de la música. Lo interesante es que Jiménez pide la colaboración de esos maestros y hace que toquen en Red Tailed Hawk, consiguiendo hacer así uno de los mejores discos de latin jazz del último tiempo y un evidente plus para este flautista neoyorquino, líder una banda que ha dado en llamar Mambo Dulcet.

Esos maestros son los pianistas Edy Martínez, Sonny Bravo y Alfredo Valdés Jr.; el trombonista y violinista Lewis Kahn; el timbalero Orlando Marín y el bajista Willie Cintron. A ellos se suman George Cintron en los timbales; Juan Rodríguez en las congas; Guillermo Jiménez en el chekere y los bongoes; Pete Nater y Richie Viruet en las trompetas; John Guth en la guitarra; Guillermo Pérez en el Fender Rhodes y David Cruz en el piano. Jiménez se encarga de la flauta (of course), del piano (algo que sorprende) y de la parte vocal. Un todoterreno.

Es el quinto álbum en solitario de Jiménez luego de Arriving, que en 2005 contó con el apoyo de uno de sus ídolos, Dave Valentín; de Flautista, que en 2006 tuvo la colaboración del veteranísimo Bobby Porcelli; de Thoughts, que en 2008 fue respaldado por Rubén Rodríguez; y de Descarga Espiritual, que en 2008 fue dedicado a otro de sus ídolos, el trágicamente desaparecido Hilton Ruiz. La diferencia de este nuevo álbum es que Jiménez lo enfoca sólo en el mambo, logrando una textura que combina fortaleza y swing.

Y no es gratuito lo del mambo, por supuesto, ya que es el ritmo que mejor le sienta a su estilo de flautista de latin jazz; el que más conviene a su privilegiado grupo de acompañantes; y una manera de rendirle homenaje a su abuelo, quien la primera de sus influencias. Por eso ha recogido estándares de la canción caribeña como el bolero Alma con Alma de Juanito Márquez o la guaracha Cachita de Rafael Hernández. Pero también clásicos del sonido afrocubano como Mambo Terrífico de José Lozano o El Niche de Félix Reina, rebautizado aquí La Playa. Pero las palmas se las llevan el rítmico Tanto Rogarte y el cadencioso Guaraguao, subtitulado como Red Tailed Hawk en alusión a la famosa ave de rapiña y de paso un guiño al también famoso álbum Hawk de Dave Valentín en 1979.

José Arteaga.

http://www.carlosjimenez.net 

CARLOS JIMENEZ MAMBO DULCET & HERMAN OLIVERA- ALMA CON ALMA -