new swing sextet

“Un grupo musical tiene que tener una evolución, ¿verdad? Y la música no puede quedarse como estaba porque entonces uno no crece. A nosotros ha sido lo inverso. Cuando nosotros paramos de tocar y empezamos a tocar de nuevo, tocamos exactamente como tocábamos en ese tiempo, pero nunca pensamos que íbamos a tener la oportunidad de grabar otra vez”.

Quien habla es George Rodríguez, el vibrafonista y director del New Swing Sextet, uno de los grupos míticos del ambiente del Nueva York latino de los años 60. Sus palabras hacen referencia al álbum de Fania-Emusica Back on the Streets, que supuso en 2008 su retorno a la actividad discográfica.“Decíamos: bueno, si alguien nos contrata pues tocamos lo que tocábamos antes y no hay problema, pero entonces pasó que cuando empezamos en esta etapa nos dimos cuenta que la mayor parte de los fanáticos que teníamos eran jóvenes y ellos quieren la música de ese tiempo… Eso nos puso las cosas muy fáciles para nosotros, porque esa era la única forma en que nosotros sabíamos tocar”.2008 parece bastante lejano a la hora de hacer una revisión de su obra, pero lo es más 1967 cuando salió a la calle su primera producción, The Explosive New Swing Sextet, para el sello Cotique de George Goldner, posteriormente absorbido por Fania Records.“Nosotros no grabamos más después del 71… Nosotros tocábamos mucho, pero cuando uno no graba no tiene la permanencia en la memoria del público”.Y eso fue lo que pasó, que tras una década de estar brindando un sonido alternativo en la época pre-salsera, el New Swing Sextet se desintegró y cada uno se ocupó de mantener a su familia de una manera diferente a la musical.“Nosotros… todos los muchachos están haciendo sus cosas, unos son maestros, otros cocineros, otros mecánicos e ingenieros; yo trabajo en art design. Y después de todos estos años uno no está tocando más, y tiene unos nenes que están grandísimos y ya los nenes tienen chiquitos y algunos somos abuelos, y entonces de un momento a otro nos sale esto que lo encuentro muy curioso”.Ese 2008 supuso dos cosas para el New Swing Sextet. La primera es que dejaron de ser un sexteto para pasar a ser siete sobre el escenario. La inclusión de los bongoes fue definitiva porque estos se habían vuelto imprescindibles en la salsa que siguió a su desaparición. Y la segunda es que de los músicos originales sólo quedaba George Rodríguez con la suficiente energía y capacidad de decisión para enfrentar el volver a la música.“Estamos trabajando con Henry Knowles, que es el productor del nuevo cd y Henry es un dj que es conocido en el mundo entero y él nos encontró hace un par de años (2006) y me dijo: mira, yo tocando en Europa, en Australia, en Canadá, en Suramérica y por donde quiera que voy la gente me pide la música que ustedes grabaron… yo no le creí, pero efectivamente él nos consiguió el primer contrato para tocar en Montreal, en Canadá, y de Canadá nos contrataron para ir a la west coast a Los Ángeles, a San Francisco y entonces de ahí ¡guau!”.New Swing SextetEfectivamente Henry Knowles es un habitual de los Salsa Congress y de los Salsa Dance Party, eventos de baile que sirvieron para asentar ese retorno del grupo. Back on the Streets fue nominado al Grammy como Mejor Álbum Tradicional Tropical Latino. Con su nuevo trabajo, Yesterday, Today & Tomorrowno sucedió lo mismo, pero es que hay algo con lo que no contaban: el ciclo de la música ya no es igual al de hace medio siglo.


El tiempo es un concepto relativo

La música hoy en día vive de las canciones más que de los álbumes por obra y gracia del mp3. Por eso, quien graba un álbum tiene la posibilidad de extender la promoción de sus temas durante un largo período de tiempo. Yesterday, Today & Tomorrow fue grabado en enero de 2012 en los NY Groove Recording Studios del East Bronx bajo la dirección de Willy Torres, famoso por sus master class para cantar salsa.Pero por distintas dificultades tardaría un año en salir a la luz con lanzamiento y distribución exclusiva del disco físico por parte de Casa Latina, de venta del mismo producto a través de Descarga, Amazon y Barnes & Noble; y de la comercialización digital de sus canciones por medio de iTunes. ¿Faltan sitios, verdad? Pues eso es porque este proceso apenas va en desarrollo y de aquí hasta que todos los canales de distribución y venta estén cubiertos pasará mucho tiempo.El playlist de canciones comienza con La Bien Pagá, copla andaluza de los años 50 escrita por Miguel de la Molina y popularizada en los últimos años por Diego El Cigala. No parece un buen comienzo y de hecho, desanima un poco a los fans del New Swing ardientes de un tumbao con más “guateque”. Le sigue Me Dicen (No Puedo Más), una salsa ochentera evocadora de aquel tiempo que certifica el buen hacer del New Swing, pero aporta bastante poco a la obra en general.En otro ámbito se desarrolla Maybe Then, una adaptación de un hit discotequero de Emmanuel Rahiem (exGQ), y Trabajador Social, tema de denuncia social enmarcado en un estilo de salsa de los 80.

Es complicado encontrar un repertorio homogéneo, pero es más complicado descifrar como se puede organizar de la mejor manera para que encandile al público.Pero tras cuatro canciones se ve finalmente clara la propuesta. The Windmills of Your Mind, ultrafamoso tema de Michel Legrand e incluida en la banda sonora original de la cinta The Thomas Crown Affair, de Norman Jewison en 1968, es la prueba definitiva de que esta banda ha vuelto para quedarse. Múltiples veces versionada y Óscar a la mejor canción original de 1968, The Windmills of Your Mind es un latin jazz magnífico, muy en la línea de aquellos viejos covers de soundtracks famosos como My Favorite Things.De allí en adelante todo está en un nivel superior. Boogaloo Madness es un tributo a la era del boogaloo, pero en especial a Joe Cuba, uno de los fundadores del ritmo, pero además íntimo amigo de George Rodríguez y de Vicente Barreiro, quien con su esposa Cristina puso más que un “grano de arena” en la realización de este álbum al patrocinar el lanzamiento del disco en la Casa Latina de la 116 street. Boogaloo Madness es también un bonito homenaje de Don Sonero a Cheo Feliciano en Mira Mamá, interpretado con el estilo lleno de juegos de silencio del gran cantante ponceño.La recta final la encabeza A la Loma de Belén, una clásica composición de Juana González, la esposa deFelipe Neri Cabrera, primera voz del Sexteto Habanero. Aquí sube la temperatura y de paso la tesitura del cantante que comienza a sonear como lo merece un clásico del son cubano que cuenta con un arreglo en dos tiempos por parte de Joe Mannozzi.Vete Pa’ Ya es uno de los temas más largos del álbum y es el que devuelve al New Swing a su verdadero estilo, al de los 60. Vete Pa’Ya fue incluido originalmente en el álbum The Explosive New Swing Sextet de 1967. Sobrio solo de piano de Conal FowkesEl Rajao, por su parte, es uno de los imprescindibles del repertorio del New Swing, incluido originalmente en el último álbum de su primera etapa, Revolucionando de 1970. Y de ese mismo álbum proviene el siguiente tema, Revolucionando, instrumental que va desde la obertura sinfónica al free jazz.Somos el New Swing es la carta de presentación que faltó en Back on the Streets de 2008 y es uno de los buenos momentos de Gilberto Velásquez aka Don Sonero, joven cantante puertorriqueño a quien conocimos por haber hecho parte del proyecto Our Latin Thing The BandDon Sonero es un experto en esto de segundas partes, ya que además hizo parte del elenco de The Capeman, el revival de la monumental obra teatral que hizo Paul Simon en 1998 y que retomó en un macro-espectáculo diez años más tarde.


El pianista de Woody Allen

Este New Swing Sextet versión 2013 se diferencia del de hace cinco años en tres personas: Don Sonero ha suplido con su fina voz al estilo callejero y agreste de Cheo MedinaJimmy Figueroa suple en los timbales a Tomás Martín López; y el estético pianista de Woody Allen Conal Fowkes releva al gran Joe Mannozzien el teclado. Mannozzi, de todas formas, no se ha ido. Los arreglos le pertenecen casi en su totalidad y ha hecho las veces de co-director y productor de la obra. Todos ellos se suman al bajista Harry Justiniano, el conguero Ángel Justiniano, el bongosero Héctor Ortíz y, como no, el vibrafonista y director George Rodríguez.Vistas así las cosas, este renovado grupo podría repetir sin angustias la exitosa carrera de los 60 en que grabaron cuatro álbumes en cuatro años con apenas un cambio importante en su nómina (Ángel Rivera suplió a Pachi Algavín en las congas). Lo único es que este trabajo parece más abierto, y por tanto más disperso, que el anterior.Back on the Streets no ofrecía posibilidades de error. Era salsa en su estado más puro, más neoyorquino y más 70’s style. Yesterday, Today & Tomorrow es va y viene en las épocas de la salsa y sus estilos mientras da un paso adelante en su relación con el jazz latino. Parece el preludio de una nueva propuesta, lo cual no está nada mal, pero habrá que depurarla. “Un grupo musical tiene que tener una evolución” dice Rodríguez.Quizás la clave de esa evolución sea Fowkes, a todas luces un hombre proveniente de la tradición del jazz más estándar y ganador de un Grammy por la banda sonora de la cinta de Woody Allen Midnight in Paris con el Yerason Trío. Muchos pergaminos para dejarlos en apenas una contribución menor. Pero para que eso vea la luz habrá que esperar un buen tiempo, porque las condiciones discográficas de hoy van a paso de tortuga entre disco y disco.

José Arteaga.

New Swing Sextet - Somos El New Swing