Clare Fisher

El pianista y compositor de latin-jazz Clare Fischer falleció en Burbank, California, a los 83 años.

Crédito: Discovery

El artista, con problemas cardíacos desde hace algún tiempo, falleció en el Centro Médico Providence St. Joseph de Burbank, a pocas semanas de celebrarse la ceremonia de los Premios Grammy, en los que estaba nominado a Mejor Arreglo Instrumental por su álbum Continuum de la Clare Fischer Big Band. De ganarlo habría sido el tercer Grammy junto a Clare Fischer & Salsa Picante Presents 2 +2 (1981) y Freefall (1986).

Nacido en 1928, en Durand, Michigan, Clare Fischer estudió violín y piano siendo niño, aunque se decantó por este segundo instrumento a partir de 1955 cuando se graduó de músico. Cinco años después realizó los arreglos de A Portrait of Duke Ellington, un complejo trabajo encargado por su primer mentor, Dizzy Gillespie. Gracias a él Fischer descubriría las bondades de los sonidos latinos, desarrollando producciones y acompañamientos para George Shearing, Cal Tjader, Tito Puente y Poncho Sánchez, entre otros.

La creación del grupo Salsa Picante le permitió abordar diferentes conceptos armónicos en la materia, potenciar su manejo del órgano Hammond y profundizar en su afición por la música brasileña. De esa época datan dos de sus obras más famosas: el bossa Pensativa y la guajira Morning, hoy estándares de la música popular. También realizó algunos trabajos de recomposición y adaptaciones de temas de Richie Ray y otros artistas de la salsa neoyorquina.

Tras estar al borde de la muerte en 1988 debido a un atraco, Fischer fue gradualmente pasando en su música del latin jazz al jazz fusion, aunque siempre mantuvo su estilo funky en la interpretación. Sus ideas fueron muy bien recibidas por todas las estrellas que acudieron a él, hasta poco antes de su muerte, en busca de composiciones y arreglos: Paul McCartney, Carlos Santana, Prince y Michael Jackson, entre otros.

José Arteaga.

http://www.clarefischer.com/

 

Morning