Jerry Gonzalez

 

El trompetista y conguero Jerry González lanza Avísale a Mi Contrario, soberbio primer álbum de la naciente discográfica Cigala Music.

Crédito: CGP

Avísale a mi contrario que aquí estoy yo es letra y a la vez título del nuevo disco de Jerry González, el trompetista y conguero neoyorquino que ahora capitanea una formación llamada Los Comandos de la Clave. El álbum es el décimo cuarto trabajo como solista y líder de González, pero es el primero con la recién fundada discográfica de Diego El Cigala, Cigala Music.

Este y otros productos fueron presentados el pasado 17 de noviembre en Casa América de Madrid, como resultado de un acuerdo con Warner Music para difundir proyectos que enlazan sonoridades flamencas y afrocubanas. El disco es una pequeña joya donde González campa a sus anchas, sacando a relucir su vena de "rumbero de Central Park" (toda una tradición en los 70) y en el que intervienen Alain Pérez en el bajo, Javier Massó "Caramelo" en el piano y Enrique Ferrer "Kiki" en la batería, quienes aquí sólo tienen que dejarse llevar por la energía de su líder para que todo fluya en su ambiente natural.

El tema homónimo lo canta El Cigala, dándole un matiz que en España suena encantador y en América podría definirse como exótico. Este disco es el punto más alto de la segunda vida de Jerry González, la que inició en 2000 tras radicarse en Madrid y dedicarse a explorar las variaciones flamencas cercanas a sus orígenes. No ha sido fácil, por supuesto, debido a múltiples circunstancias, muchas de ellas personales. De hecho no es fácil para nadie y menos para un hombre que lo había dejado todo atrás: fama, premios, dinero y un talento descomunal para el jazz latino; además, por supuesto, de antecedentes de nivel estratosférico: Paunetto, Palmieri, Gillespie, Totico, Hanrahan, Oquendo & Libre, y su fiel Fort Apache Band.

Y ahora la historia de la letra. Dice la antropología de la música del Caribe que la canción fue escrita en 1927 en ritmo de son por Ignacio Piñeiro, y que le puso por nombre Donde Andabas Anoche. El voz a voz (radio bemba, dicen los cubanos) logró que se hiciera famosa por su primera estrofa más fácil de recordar: Avísale a Mi Vecina, y así llegó a Nueva York. Ahí, a mediados de los 50, la rivalidad entre Tito Puente y Tito Rodríguez, en ese templo del mambo que fue el Palladium, centralizaba todo el ambiente latino, entre otras cosas porque ambos se dedicaban canciones y versos retadores e hirientes. Por eso, cuando Puente dejó el Palladium tentado por otro club, Rodríguez retomó la canción de Piñeiro, le cambió una palabra y quedó Avísale a Mi Contrario. ¡Como anillo al dedo! Y no contento con eso, la convirtió en guaguancó, justificando viejas frases afro como el saludo bantú (sala malekun tana) y rezos de la regla de Ocha (Iroco la rumba te llama). El resto pertenece a la historia de la salsa, hace parte de su leyenda neoyorquina y ahora universal. 

(Nota de Radio Gladys Palmera)

http://www.myspace.com/fortapacheband 

 

Jerry Gonzalez & los Comandos de la Clave Nuevo Disco Cigala Music