La Fania All Stars volverá a los estudios de grabación y a los escenarios en una gira por Europa, Suramérica, Estados Unidos y Puerto Rico en el próximo verano.

La noticia fue revelada en una conferencia de prensa en San Juan y reconfirmada por Giora Breil y Larry Harlow, quien se perfila como director musical en caso de que Johnny Pacheco no acepte.

“Nadie jamás podrá sustituir a Johnny Pacheco. Siempre será el director musical honorable de las Estrellas de Fania. Trabajamos con dos cosas: una es el disco y la otra es la gira del adiós. Johnny está delicado de salud y quizás por su condición física se le hace difícil el trabajo y eso lo respetaríamos. Pero hablaré con él”, dijo Breil, presidente de Emusica Holdings. Harlow, por su parte, dijo al diario El Nuevo Día que le interesa que participen Xiomara Laugart, Víctor Manuelle y Oscar De León. “Quiero a Xiomara cantando los números de Celia. (Ismael) Quintana ya no quiere cantar.

Pero tendremos a (Ismael) Miranda, Junior González, Adalberto Santiago y Cheo, así como a músicos como Yomo Toro, Nicky Marrero, Lewis Kahn, Reynaldo Jorge y Jimmy Bosch”, adelantó Harlow. El pianista, sin embargo, había negado hace seis meses esta posibilidad en declaraciones a Radio Gladys Palmera. “Es imposible que la Fania vuelva, pues muchos han fallecido”, declaró entonces. Harlow se refería a las leyendas que hoy añora la gente de Emusica: Celia Cruz, Santos Colón, Pete El Conde Rodríguez, Héctor Lavoe, Ray Barretto, Roberto Rodríguez, Barry Rogers y Larry Spencer. Sin embargo, no todo es color de rosas, porque hay músicos como Papo Lucca que no participarán si el director es Harlow. “Si Pacheco va, yo voy. No creo justo que se le saque del medio. No creo que lo deban dejar fuera, aparte de que hay gente que no quiere trabajar con Larry", sostuvo el director de la Sonora Ponceña. Por su parte, Willie Colón y Bobby Valentín desconocían de la reunión de las Estrellas. A Valentín le entusiasma porque, además de la nostalgia, es una manera de aportar nuevos conceptos a la salsa. Colón, entretanto, espera que, más que por sus nombres famosos y populares, la sangre nueva que se incorpore al proyecto sobresalga por su talento y creatividad.