Pete Rodriguez y La Magnífica

El documental We Like It Like That, de próxima exhibición, recoge la historia de una etapa decisiva para la música latina en Nueva York: la época del boogaloo.

Por José Artega

Crédito: Bruno of Hollywood for Remo.

El pasado 10 de agosto de 2011 en el Rumsey Playfield, un popular escenario deportivo del Central Park de Nueva York, se llevó a cabo un concierto a cargo de dos leyendas latinas: el multi-instrumentista y educador Johnny Colón, y el cantante y compositor Joe Bataan. También estuvo DJ Turmix, Baron Ambrosia y una larga lista de míticos intérpretes de los 60 y 70, pero sobre todo estuvo un público entregado completamente a los sonidos del boogaloo, la salsa y el latin soul en aquel escenario elaborado para el festival Central Park Summer Stage. Y claro, hubo una atracción extra, la proyección del avance de un documental inacabado, pero con una pinta soberbia: We Like It Like That.

Producido por el realizador neoyorquino de origen bogotano Mathew Ramírez Warren, >We Like It Like Thatnarra la historia del auge y caída del boogaloo, el primer fenómeno teenager latino que vivió Nueva York, y que afianzó los cimientos de lo que más tarde sería conocido como salsa. Fue rápido, fue intenso y ha dejado tantos ecos en la música moderna que desde las grabaciones acústicas hasta los beats electrónicos se nutren de su ritmo sincopado. Ramírez Warren recoge los testimonios de Colón y Bataan, por supuesto, pero también de Ricardo Ray, Joey Pastrana, Ángel Lebron, Jimmy Sabater, Larry Harlow, Harvey Averne, Bobby Marín, Benny Bonilla, Felipe Luciano, Aurora Flores, Oliver Wang, Bobby Sanabria, Alex Masucci, Nicky Marrero, Elliot Rivera, Juan Flores, Sandra María Esteves, Pucho Brown, Daisy Rivera y Bobbito García. Ahora quiere recoger fondos con su productora Muddy Science para ponerlo en marcha como filme y como DVD.

El boogaloo, término derivado del estilo pianístico boogie woogie y puesto en boca de todos por James Brown y Nat Jones con su New Breed (The Boo-ga-Loo), fue un suceso tan impactante como efímero. En sólo cinco años penetró en todos los estilos y ritmos juveniles del momento, desde el funky-jazz de Lou Donaldson hasta el rhythm and blues de Johnny "C" Corley. Pero donde alcanzó categoría de fenómeno fue en la comunidad latina de Nueva York, debido en gran medida al uso del spanglish en sus letras y a la combinación con ritmos afrocubanos.

¿Quién lo tocó primero? He ahí una discusión que aún persiste, pues en un margen muy corto de tiempo las bandas latinas de King Nando, Richie Ray, Joe Cuba y Pete Rodríguez tocaron por primera vez este ritmo armando una revolución musical. Sus estilos fueron variados. Hubo quienes se inclinaron hacia el soul como Pucho Brown, y hubo quienes se acercaron más a la nueva ola como El Gran Combo; lo cual desató otra discusión: ¿Qué es boogaloo? Según el trompetista Tony Pabón, eso comenzó con una mezcla de son montuno y jazz, y acabó en fusiones de todo tipo, hasta de guajira y rock and roll. Uno de los hits discográficos derivados de estas combinaciones fue Boogaloo Blues de Johnny Colón, aunque el que más ha trascendido en el tiempo ha sido I Like it Like That de Pete Rodríguez & La Magnífica, que inspiró el título del documental que los fans esperan con avidez.