Mongorama

Lo más granado del latin jazz de la costa oeste estadounidense se une en Mongorama, un proyecto para revivir lo que hizo en los 60 Mongo Santamaría.

Crédito: Benny Andrade

Mongo Santamaría posiblemente haya sido el mejor conguero de todos los tiempos. Antes de él, Chano Pozo; después de él, Giovanni Hidalgo; y junto a él una generación brillantísima (Patato, Candido, Peraza, Aguabella, Sabú, Tata...), en la que destacó por tres razones: la claridad de sus golpes, el dominio del lenguaje afro en cualquier terreno, y la facilidad para detectar talentos que lo rodearan. Por eso fue tan influyente y por eso gente como Herbie Hancock o Chick Corea no serían lo que son sin las enseñanzas de Mongo Santamaría. Uno de sus admiradores era Miles Davis, quien tras verlo en el Birdland allá por el año 62 sólo atinó a decir: "how can that motherfucker play so much?". En aquel entonces Mongo tenía una charanga (formato orquestal de flautas y violines) llamada La Sabrosa y sus estrellas eran el violinista Pupi Legarreta, el violinista y saxofonista Chombo Silva y el flautista Rolando Lozano. Sin duda, uno de los grandes tríos de la historia del jazz latino.

Medio siglo después de aquello, el músico y locutor José Rizo, famoso por haber convertido su programa radial californiano Jazz On The Latin Side en una exitosa orquesta de estrellas de la Costa Oeste, fundó el proyecto Mongorama. Y su intención no es otra que revivir ese momento de la historia de Mongo, apoyándose en los músicos de Jazz On The Latin Side y en dos excepcionales talentos: Justo Almario, antiguo director musical de Mongo, y quien hace las veces de Chombo en el saxo; y Danilo Lozano, director musical de esta all stars, y quien toca lo que antes tocó su padre, Rolando. El violín queda en manos de la joven Dayren Santamaría.

La Mongorama orquesta cuenta con más pesos pesados: Ramón Banda, Joey de León, Joe Rotondi y Oscar Hernández, además de dos invitados de lujo: Hubert Laws y Poncho Sánchez. De esta forma Rizo combina la elegancia natural de la charanga con la fuerza expresiva de la orquesta de vientos. Todo en doce temas cuidadosamente arreglados. Los temas de Mongorama el álbum, sin embargo, no corresponden totalmente a la época charanguera de Mongo. También está Cruzan, por ejemplo, compuesto por el pianista Armen Donelian en 1976 para el álbum Sofrito. Lo que si es curioso es que no se haya incluido el tema Mongorama que da titulo al disco y el cual, por cierto, proviene de un mambo-descarga que compuso y grabó Mongo en 1957, cuando hacía parte del grupo de Cal Tjader. En ese tiempo ya comenzaba a vendarse los dedos con esparadrapo, pues tocaba tan fuerte que se los partía. Así lo refleja la excepcional foto de Bobby Andrade que ilustra la portada.

Justo Mongorama