El baile nace de la música y se nutre a través de ella; aún más, el baile existe porque existe la música. Esta verdad tan tremenda inspira otra verdad implacable: para aprender a bailar hay que saber escuchar la música. Hay dos formas de hacerlo.

El baile nace de la música y se nutre a través de ella; aún más, el baile existe porque existe la música. Esta verdad tan tremenda inspira otra verdad implacable: para aprender a bailar hay que saber escuchar la música. Hay dos formas de hacerlo:

a) tener y desarrollar un gran talento natural. b) Adquirir los conocimientos adecuados y practicar muchísimo.

Si usted posee y trabaja ese talento tal vez no necesite ni desee seguir leyendo. Pero si se engloba usted en el grupo de los que necesitamos aprender para poder saber, entonces continúe.

Empecemos por identificar los cuatro conceptos musicales básicos de la salsa, los cuatro grandes secretos que debe conocer el bailador de salsa, mambo ó cha cha chá:

1- Medir la música 2- Encontrar el acento 3- Escuchar la clave 4- Sentir el tumbao

Las medidas de la música

La melodía de cualquier canción -por creativa, original o hermosa que ésta sea- está basada en una estructura rígida, repetitiva y mecánica. Sobre esta vieja y sólida estructura se mueven los elementos que forman parte de todas y cada una de las composiciones musicales creadas por el ser humano. Estos elementos regulan la música con rigor matemático.

Los tres que analizamos a continuación son fundamentales para nosotros porque con ellos aprenderemos a medir la música: son el tiempo, el compás y la frase musical. Vamos a presentarlos y enseguida nos ponemos a trabajar con ellos para conocerlos mejor.

Tiempo: unidad básica de medida, que coincide con las “notas” que marcamos instintivamente con la punta del pié en el suelo o con los nudillos sobre la mesa. Asimismo utilizamos un tiempo por cada movimiento del “paso básico” de la salsa.

Compás: medida que contiene 4 tiempos -en el caso de la salsa-, de los cuales uno destaca de los otros tres.

Frase musical: unidad mínima con la que los músicos construyen la melodía. Nuestra frase se compone de al menos 2 compases, es decir, 8 tiempos.

Cómo medir la música La medida básica será, pues, el tiempo. Comenzaremos a construir la música de la salsa desde el principio:

Los tiempos se repiten constante y uniformemente del principio al final de la canción, incluso cuando hay “silencios”:

1,1,1,1,1,1,1,1,....No obstante, todos los tiempos no son iguales. El primero de cada dos tiempos tiene un tono distinto al otro. La música no hace PUM, PUM, PUM, PUM (dije música) sino CHIM, PUM, CHIM, PUM, CHIM, PUM...

1,1,1,1,1,1,1,1,....

Puesto que hay dos notas diferentes, la cuenta será de dos en dos a partir de ahora:1,2,1,2,1,2,1,2,1,2,....

Continuemos:

En la salsa el primero de cada cuatro tiempos tiene un tono aún más alto que lo distingue de los tres siguientes:

1,2,1,2,1,2,1,2,1,2,1,2,1,2,1,2, etc

Puesto que hay cuatro notas diferentes, la cuenta será de cuatro en cuatro a partir de ahora.

1,2,3,4,1,2,3,4,1,2,3,4,1,2,3,4,

Todos los tiempos van seguidos unos de otros SIEMPRE, pase lo que pase. Para identificarlos mejor, sin embargo, los escribiremos así

1,2,3,4 + 1,2,3,4 + 1,2,3,4 + 1,2,3,4

Bien, entonces una nota (tiempo 1) de cada cuatro tiene el tono musical más alto y configura una nueva medida de cuatro tiempos: el compás.1, 2, 3, 4.

La primera tarea que se plantea para aprender a bailar es, naturalmente: escuchar y reconocer el tiempo 1 de cada compás.No importa si se trata de salsa, pop, bachata o hip hop, en realidad prácticamente todos los estilos de música tienen el “golpe” fuerte o “énfasis” en el 1:Por lo tanto, siempre hay una nota en la cual existe un acento que reiteradamente se repite siguiendo la pauta: nota con “acento”+ 3 notas “normales”+ nota con “acento”+ 3 notas “normales”,.....Saber donde está ese tiempo es, debe ser, el primer paso para aprender a bailar.Cómo encontrar el acento: Pero ¿qué es exactamente el acento? ó lo que es lo mismo, el “golpe”, el “énfasis”, el “downbeat”? Bien, tratemos de aclararlo.La música de salsa, mambo, chachachá, bachata y merengue está estructurada sobre medidas de tiempo continuamente repetidas una tras otra a lo largo de la canción.

Todas estas frases contienen dos cuentas que van seguidas de cuatro tiempos (recordemos que 4 tiempos forman 1 compás), es decir, contienen 8 tiempos (por lo tanto dos compases):1, 2, 3, 4, + 1, 2, 3, 4.El primero de cada cuatro tiempos, como ya sabemos, está claramente más acentuado:1, 2, 3, 4, + 1, 2, 3, 4.Por fin, el acento en 1 de la primera cuenta de 4 es más fuerte que el acento en 1 de la segunda cuenta:1, 2, 3, 4, + 1, 2, 3, 4.

Esto hace que nuestra música repita este patrón:1, 2, 3, 4, + 1, 2, 3, 4, +1, 2, 3, 4, + 1, 2, 3, 4, etc.Puesto que ya no son iguales las dos cuentas, a partir de ahora no contaremos de 1 a 4, sino de 1 a 8:1, 2, 3, 4, + 5, 6, 7, 8.Y tenemos por fin la música para bailar tal como la tenemos que contar:1, 2, 3, 4, + 5, 6, 7, 8, + 1, 2, 3, 4, + 5, 6, 7, 8, etc.Entre estos dos “acentos” principales existe, por lo tanto, una diferencia fundamental determinante: el acento en 1 es más fuerte que en 5.Esta base es el segundo paso, un gran paso, para aprender a escuchar la música y bailar distinguiendo frases completas de 8 tiempos en vez de compases sueltos de 4.

Entonces, en nuestra medida de 8 tiempos tenemos un primer compás de 4 tiempos (1,2,3,4) que definitivamente no es simétrico al segundo (5,6,7,8). Por lo tanto, no se construye la música con cuentas de 4 (1,2,3,4,1,2,3,4.) sino que se hace con cuentas de 8 (1,2,3,4,5,6,7,8.)Hemos recorrido parte importante del camino ya que sabemos escuchar las frases de ocho tiempos con las que los músicos trabajan (no debe confundir que a veces jueguen con ellas y las alarguen hasta los dieciséis tiempos). La “frase musical” de ocho tiempos es la “secuencia” o “medida” repetida que estructura y regula la melodía y que vamos a usar para medir la música de salsa.

La “frase musical” de ocho tiempos es exactamente lo que estábamos buscando hasta este momento.Si usted no la ha encontrado aún, repase de nuevo mientras escucha cualquier música antes de seguir avanzando en la lectura.

Cómo reconocer la Clave La Clave es el instrumento cuyo ritmo determina la conducta de todos los demás instrumentos y es la “llave” para dar el tercer paso en este aprendizaje.La clave se compone de dos cilindros de madera que se percuten entre sí; ejecuta un patrón musical característico (ver cuadros más abajo) que regula, atención, toda la música. Marca el ritmo, la velocidad, el carácter y la personalidad de la salsa.No obstante, no se decepcione si no escucha siempre con claridad el sonido de la clave. El ritmo 3/2 o 2/3 está muchas veces ejecutado por otros instrumentos que no son necesariamente la propia clave; por ejemplo la tumbadora, el bongó, el piano...o el propio cantante. Así de importante es la clave: Incluso sin su presencia física, es determinante.

Esta información nueva nos acumula el trabajo:No busque el sonido de la clave, busque el ritmo de la clave.No piense que tiene que seguir cierto instrumento, pues tendrá el problema de que los instrumentos van dejándose paso unos a otros a lo largo de la canción. Dicho de otro modo, ningún instrumento suena todo el tiempo que dura la canción.

No caiga en escuchar sonidos específicos, usted necesita oír el pulso de la música, y coger los principios de frases, de voces u otros.El ritmo de la clave se localiza sobre la medida de ocho tiempos que ya conocemos (la frase).

Y se distribuye a lo largo de la canción siguiendo una de estas dos pautas:a) ó bien 3 golpes en la primera cuenta de cuatro tiempos y 2 golpes en la segunda cuenta (3+2),b) ó bien 2 golpes en la primera cuenta y 3 en la segunda (2+3). Patrón de clave 3+2:

1
y
2
y
3
y
4
y
5
y
6
y
7
y
8
y
CLAVE

Alguna información interesante sobre este cuadro:a) hay determinados “golpes” de clave que coinciden con los tiempos que se marcan al bailar y hay otros golpes que no coinciden. b) un sencillo comentario: el primer golpe de clave “C” recae sobre el tiempo 1 c) un comentario algo más complejo: el golpe “L” (salvando que en realidad está ligeramente por detrás del tiempo 2), recae a efectos prácticos de baile sobre el tiempo 2. Y el golpe “V” recae sobre el tiempo 6. d) algo especialmente aleccionador: si contamos cada 4 tiempos, podemos detectar siempre un golpe de clave que coincide con el tiempo 2 Patrón de clave 2+3:

1
y
2
y
3
y
4
y
5
y
6
y
7
y
8
y
CLAVE

Información interesante sobre este cuadro:a) Existen igualmente determinados “golpes” de clave que coinciden con los tiempos que se marcan al bailar y existen otros golpes que no coinciden.b) un comentario algo más complejo:b) -el primer golpe “C” recae sobre el tiempo 2c) -el cuarto golpe “V” (salvando que en realidad está ligeramente por detrás del tiempo 6), recae a efectos prácticos de baile sobre el tiempo 6.d) c) y de nuevo tenemos que si contamos cada 4 tiempos, siempre hay un golpe de clave que coincide con el tiempo 2.

Nota: El título original del artículo :
QUE BAILAMOS ? . . .

Información tomada de http://baby4x4.spaces.live.com/blog/cns!E7EBB4C0266E805!487.entry